Cómo enviar un correo electrónico con archivos adjuntos grandes

Uno de los inconvenientes más comunes que ocurren con el envío de mensajes es su tamaño. Hay archivos que suelen ser tan pesados que el sistema no los admite, pues superan el límite establecido para su envío en cualquiera de las plataformas de comunicación. Sin embargo, hay opciones. En este post, aprende cómo enviar un correo electrónico con archivos adjuntos grandes en cualquier proveedor de servicios. 

Opciones para enviar un correo electrónico con archivos adjuntos grandes

Indistintamente del proveedor de servicio que uses, el envío de mensajes con un peso superior a 20 MB suele ser difícil, pues el sistema emite un mensaje de error e imposibilita la salida del correo. Sin embargo, al estar vinculado con servicios de Google o Microsoft, es posible hacer uso de algunos atajos. Si deseas enviar un correo electrónico con archivos adjuntos grandes debes tener en cuenta las siguientes opciones:

Desde la nube

Una de las soluciones más confiables para enviar archivos pesados, es hacer uso de los servicios de la nube. Estos pueden ser Dropbox, OneDrive, Google Drive, entre otros. Para poder emplear de forma efectiva esta alternativa, es necesario llevar a la práctica los siguientes pasos:

  1. Sube el archivo a la nube. En este caso debes iniciar sesión en la página, luego hacer clic en Nuevo y Subir archivo. De esta manera, se abre la interfaz con todo lo almacenado en el equipo, selecciona el que deseas enviar y listo.
  2. Una vez que se haya cargado el archivo a la página, de forma automática se genera un enlace de acceso. Este vínculo puede ser abierto por el destinatario para poder obtener el archivo.
  3. Ahora, pulsa para crear un nuevo correo electrónico, coloca la dirección del destinatario y el asunto. En el cuerpo del mensaje, puedes pegar el enlace y enviarlo.

Sin dudas, esta es la manera más cómoda de enviar archivos de gran extensión o que son muy pesados. Lo mejor de todo, existen diversos servicios que facilitan esta labor y que guían el proceso de almacenamiento de forma intuitiva y sencilla.

Adjuntando el contenido en Gmail

Si usas Gmail como servicio de correo electrónico, existe una modalidad similar a la anterior, pero más rápida. Al estar vinculado con los servicios de Google Drive, el proceso de carga de los archivos es ligero y sencillo. Los pasos para poder hacerlo se resumen de la siguiente manera:

  1. Inicia sesión en la cuenta de Gmail como de costumbre, ingresando el usuario y la contraseña. Una vez dentro de la interfaz, pulsa sobre el botón redactar o nuevo correo.
  2. Una vez que se completan los espacios de destinatario, asunto y cuerpo del mensaje, se procede a pulsar sobre el clic que permite adjuntar archivos.
  3. Ahora, debes seleccionar el archivo que deseas compartir y que se encuentra en el almacenamiento local del equipo. De manera inmediata, el sistema arroja un mensaje de advertencia que señala que se ha sobrepasado el límite.
  4. Sin embargo, también emitirá el mensaje que indica que se subirá de forma automática a Google Drive y que se incluirá un enlace para poder acceder al contenido.
  5. Pulsa sobre entendido y la información se subirá a Drive. Luego, envía el correo como de costumbre.

Al finalizar el procedimiento, puedes ver el correo con el enlace o vínculo enviado como archivo adjunto. El destinatario solo debe pulsar en el enlace para acceder al contenido, visualizarlo en línea y/o descargarlo.

Comprimir el archivo

Si deseas enviar un correo electrónico con archivos adjuntos grandes, otra de las alternativas disponibles es comprimir el archivo. Al realizar esta acción, el contenido se reduce en peso considerablemente ajustándose a los requerimientos de los proveedores de servicio. Para ello, se necesitan ejecutar los siguientes pasos:

  1. Selecciona el archivo que deseas enviar y ubícate encima de él.
  2. Ahora, haz clic derecho con el ratón y se despliegan una serie de opciones. Selecciona enviar a y elige carpeta comprimida (en zip).
  3. De forma inmediata, se genera una carpeta comprimida con el mismo nombre de la carpeta anterior. Puedes cambiar el nombre para que sea más sencillo identificarlo.
  4. Luego, inicia sesión en el correo electrónico, pulsa sobre Crear nuevo o redactar y pulsa sobre el botón adjuntar.
  5. Ahora selecciona el archivo comprimido y determina si es posible enviar toda la información.

El destinatario, por su parte, solo debe descargar el archivo en zip y al ubicarse sobre este, deberá hacer clic con el botón derecho para seleccionar extraer todo. Se abrirá una carpeta con todo el contenido descomprimido.

Enviar un correo electrónico con archivos adjuntos grandes desde un móvil

Los dispositivos móviles en la actualidad cuentan con la alternativa de enviar correos electrónicos y adjuntar archivos de gran tamaño. Si usas un dispositivo con sistema operativo iOS o Android, el proceso para adjuntar el archivo consta de los siguientes pasos:

  1. Descarga e instala la aplicación de Gmail en el móvil. Una vez lista, procede a pulsar sobre el botón de redactar.
  2. Seguidamente, pulsa sobre el botón de adjuntar el cual se muestra con la imagen de un clip. El sistema preguntará si deseas anexar el archivo desde el móvil o desde Google Drive.
  3. Si el archivo supera los límites establecidos por el proveedor de servicios, puedes subirlo a un gestor de contenido en la nube para facilitar el envío de la información. Luego, seleccionas lo que deseas compartir y envía.
  4. El contenido se subirá al espacio de almacenamiento y se incluirá un enlace de descarga en el correo.

En estos casos, es necesario que el archivo se encuentre disponible en Google Drive o en la nube, pues permitirá adjuntar sin ningún inconveniente.

Reducir el tamaño de las imágenes

Si necesitas enviar un correo electrónico con archivos grandes de fotos e imágenes, estas se pueden reducir en tamaño. La idea es que se reduzca el peso del contenido para que sea soportado por la plataforma. Para poder acceder a ello se necesita:

  1. Iniciar sesión en el correo electrónico, incluyendo el usuario y la contraseña. Seguidamente, debes crear un nuevo correo o pulsar sobre redactar.
  2. Ahora, pulsa sobre el botón adjuntar y selecciona todas las imágenes que deseas enviar.
  3. Para continuar, pulsa sobre la opción Archivo y luego Información.
  4. En el apartado Datos adjuntos de imagen, puedes seleccionar la opción Cambiar el tamaño de las imágenes antes de enviar.
  5. De forma inmediata, el sistema te redirige a la pantalla principal, donde puedes realizar el envío.

En conclusión, es posible enviar un correo electrónico con archivos adjuntos grandes aplicando simples trucos y atajos que brindan las herramientas digitales. La idea es conocer cómo funcionan, para usarlas en los momentos que sean necesarios. Afortunadamente, estos servicios se actualizan con mejoras y cambios insuperables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba